La molestia de un sector de la sociedad, que se manifestó masivamente en redes sociales, se debió a que considera que la Cruz de Boyacá como el máximo galardón para un colombiano notable y dicha mención se le otorgó –por ejemplo– al expresidente del Senado, el polémico Ernesto Macías.

Este fue el pronunciamiento del gobierno Duque al respecto: “Vamos a expresarle todo el amor y el corazón que le tiene todo el pueblo colombiano a Egan Bernal. Queremos recibirlo, queremos entregarle la Orden al Mérito, queremos hacerle un llamado a las grandes glorias del ciclismo para que estén en este homenaje celebrando”.

La revista Semana recuerda que la Orden de Boyacá se entrega a “Oficiales que se hayan destacado por sus servicios al Ejército o a la Patria”, es decir que se trata de una distinción honorífica para las personas e instituciones colombianas y extranjeros e instituciones de naciones amigas de Colombia destacados en sus actividades políticas, culturales, sociales, intelectuales, etc.”, lo que hace pensar que Egan Bernal se ajusta a esas condiciones.

El debate se atizó desde medios como W Radio, emisora que impulsó la discusión mediante este titular y hashtag: ‘¿Egan Bernal merece la Orden al Mérito o la Cruz de Boyacá? #CruzDeBoyacá’, cuyas reacciones no se hicieron esperar, lo que a su vez convirtieron a dicho hashtag en primera tendencia nacional:

Al principio, el Gobierno había dicho que le daría al campeón del Tour de Francia la Orden al Mérito, tal y como se hizo con los tenistas campeones de dobles en Wimbledon Juan Sebastián Cabal y Robart Farah.

La revista Semana destaca que en el pasado, la Cruz de Boyacá se les ha entregado a otros deportistas por sus logros, como el piloto Juan Pablo Montoya, los medallistas olímpicos del 2012 (incluida la bicicrosista Mariana Pajón), el exdirector técnico de la Selección Colombia, el argentino José Néstor Pékerman, y el también ciclista Nairo Quintana, por su segundo puesto en el Tour de Francia de 2013.

De Pulzo.

Foto: El Espectador.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *