Tres días después de que se diera esa noticia, en Suárez (Cauca), fue asesinada, junto con otras cinco personas, la candidata a esa alcaldía por el Partido Liberal, Karina García. Esa masacre y la muerte de otras dos personas le fueron atribuidas al jefe de las disidencias de las Farc en el norte del Cauca, Leider Johani Noscue, alias Mayinbú.

Desde el año pasado y en lo corrido de 2019, el jefe de la columna Jaime Martínez de las disidencias de las Farc se le atribuyen varios asesinatos, secuestros, entre otro crímenes. Mayinbú, de 27 años, ingresó a la desaparecida guerrilla en 2003. En octubre de 2014, fue capturado pero recobró su libertad a finales de 2017 luego de acogerse a la Jurisdicción Especial para la Paz. Al poco tiempo volvió a rearmarse.

Alias Pacho Chino, excomandante del sexto frente de las Farc y tutor de Mayinbú al interior del grupo subversivo, le ordenó en 2010 matar a dos soldados profesionales del Ejército en Toribío, Cauca. Cuatro años después hizo parte del secuestro a la hija de un miembro de la Fuerza Pública y dos comerciantes en esta zona del país.

En 2017, cuando retomó las armas, después de un fugaz paso en la justicia especial, protagonizó un fuerte enfrentamiento con hombres del Epl, también conocidos como los Pelusos, en la lucha por las rentas criminales. Informes de inteligencia han señalado que es el hombre que controla los cultivos de marihuana en el norte del Cauca.

El ministro de Defensa, durante el anuncio hecho el primer mandatario al finalizar el consejo de seguridad en Popayán, aseguró que Mayinbú también estaría detrás de los asesinatos que miembros de las comunidades indígenas han venido sufriendo en los últimos meses en ese departamento – como el del gobernador indígena Edwin Dagua Ipia, en diciembre de 2018 -.

En su momento también se le endilgó el asesinato de la ciudadana argentina Mónica Berenice, en mayo de 2018, cuando se encontraba realizando el tour cannábico en Corinto. Sin embargo, aún no se tiene certeza de lo que ocurrió en el caso de la extranjera.

En marzo de este año, el propio Botero señaló que la minga indígena estuvo infiltrada por miembros de la organización de Mayinbú. Por su parte, el comandante de las Fuerzas Militares, Luis Fernando Navarro, señaló que el jefe de la disidencia de la guerrilla planeaba atentar contra la vida del presidente Iván Duque.

De El Espectador.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *