Debido a las fallas en los procesos de atención de calidad a los afiliados de la EPS Coomeva, encontrados en una visita realizada el 23 de septiembre de 2016 a la sede de la entidad en Barrancabermeja, Santander, la Superintendencia impone una multa en primera instancia por $227 millones

Entre las irregularidades halladas, están los trámites de Peticiones, Quejas, Reclamos,

Denuncias -PQRD- de riesgo de vida sin solución o con respuestas fuera del tiempo establecido por la Supersalud; falta de condiciones en los baños destinados a usuarios en condición de discapacidad y la falta de señalización en las sillas de uso exclusivo para usuarios mayores de 60 años.

Además de estas fallas, existe negligencia en la autorización y atención de los servicios, medicamentos y procedimientos oncológicos, y falta de infraestructura requerida para la atención de los adultos mayores.

“Al no corregir los hallazgos, la EPS Coomeva no garantizó a sus usuarios una adecuada atención con los criterios y especificaciones de calidad establecidos en las normas”, dijo Andrés Evelio Mora, Superintendente Delegado para los Procesos Administrativos de la Supersalud.

Para los recursos de apelación y aprobación, la EPS Coomeva contará con 10 días hábiles después de la notificación.

De El País.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *