Junta Directiva Central de Ademacor rechazó la manera en que vienen trabajando docentes contratados bajo la modalidad banco de oferentes.

«La organización sindical al servicio del magisterio cordobés, rechaza desde todo punto de vista el acto irresponsable, arbitrario e inconsecuente de la fundación cristiana JEHOVA EDIFICA, que funciona bajo educación contratada Banco de Oferentes. Esta fundación se ha caracterizado por el
reiterado incumplimiento en el pago de salarios oportuno y justo los docentes, de igual manera, en lo que respecta a sus prestaciones sociales. A estos compañeros además de que no se les reconocen de manera digna sus salarios y prestaciones sociales de ley, hoy en día se les presiona y obliga a llegar a las instituciones educativas a trabajar bajo la modalidad de alternancia, desconociendo las decisiones tomadas por la entidad territorial certificada departamento de Córdoba de NO LABORAR de manera
presencial en estos difíciles momentos de pandemia producto del virus Covid-19″, resaltó.

Agregó que esto quiere decir que «hay una clara violación de derechos a la salud, la vida y desconocimiento de derechos laborales, salariales y
prestacionales de los docentes contratados. Tanto Fecode como Ademacor han orientado al magisterio a mantener el aislamiento preventivo como
medida de autoprotección para todos los miembros de la comunidad educativa. De igual manera, desde nuestras organizaciones sindicales se orienta a DESOBEDIENCIA CIVIL ante la pretensión del
gobierno nacional de imponer la modalidad de ALTERNANCIA en las instituciones educativas del país».

Resalta Ademacor que «aquí de lo que se trata es de defender de derechos fundamentales constitucionales como la salud y la vida de todos los actores implicados en el proceso educativo. Tenemos información que en las I.E. Batata, Frasquillo, Cadillos, Saiza y Cabildo Indígena, municipio
de Tierralta desarrollan sus actividades académicas de manera presencial, sin importarles los riesgos que se corren en materia de bioseguridad y demás elementos de protección exigidos».

«Ante esto, como organización sindical responsabilizamos a la administración departamental y a la Secretaría de Educación en particular si se presenta algún tipo de contagio entre miembros de la comunidad
educativa, pues son ellos los que tienen la potestad de avalar este tipo de educación contratada y los que tienen que asumir las responsabilidades disciplinarias y penales que se deriven de estos abusos», expresaron.

Puntualiza que hacen un «llamado a la administración departamental, y a la SED en cabeza del secretario de educación (e) Leonardo Rivera Varilla para que tome cartas en el asunto y se revise este tipo de situaciones. Consideramos que ante esta grave problemática, se debe iniciar de manera urgente el proceso legal para que estos compañeros pasen a hacer parte de la planta oficial del departamento para que trabajen en condiciones dignas. El abuso y trato indigno que se le viene dando a los compañeros es contrario a los principios del TRABAJO DECENTE defendido por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), de manera que el trabajo se realice en condiciones de libertad, igualdad, seguridad y dignidad humana. Es decir, que se realice con respeto a los principios y derechos laborales
fundamentales, que permite un ingreso justo y proporcional al esfuerzo realizado, sin discriminación de cualquier tipo, y que lleva implícita la protección social».

De La Prensa Web.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *