Nunca sucedió. Este viernes 9 de octubre pasará a la historia como la primera vez que una Selección Colombia jugó en completa soledad un partido oficial en condición de local.

Las restricciones obligadas por la pandemia del coronavirus covid-19 marcarán este día como aquel en el que llegaron al estadio Metropolitano de Barranquilla los jugadores, los entrenadores, los árbitros, los miembros del personal técnico, algunos pocos invitados, vendedores, todos menos en el público.

«La selección siempre tuvo público. Este es un caso que se sale de toda consideración. Desde 1938 el equipo que jugó los Juegos Bolivarianos (primer duelo oficial) siempre tuvo aficionados en las graderías», explicó el experto estadístico Guillermo Ruiz.

Y es que para los propios jugadores el hecho de ser locales en Barranquilla implica, además de unas condiciones climáticas asfixiantes, una sensación de ‘infierno’ por la intensidad con la que los hinchas apoyan e interpretan su rol de jugador número 12.

«No podemos disfrutar nuestros hinchas, de lo que significa el ambiente de jugar en Barranqilla, pero tenemos la ilusión de dar alegrías al pueblo colombiano, hay muchas personas que lo están pasando mal. Las condiciones son distintas pero los objetivos son los mismos. La ilusión se renueva en cada proceso», lamentaba el propio Falcao, capitán nacional.

Lo cierto es que no bajará esa tradicional ‘ayuda’ desde la tribuna y el calor, una de las fortalezas en Barranquilla, tampoco será crucial pues el juego será a las 6:30 p.m. Es todo nuevo, todo atípico. Pero son las mismas condiciones para todas las selecciones, La diferencia habrá que hacerla, necesariamente, en la cancha.

Futbol Red.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *