La Corporación Ambiental de los Valles del Sinú y San Jorge, CVS, confirmó la muerte de un manatí en la ciénaga de Ayapel, luego de la alerta de los pescadores de la región.
Explicaron que el cuerpo del manatí rescatado, corresponde a una hembra adulta, de más de 3 metros de longitud, y con un peso aproximado entre 450 a 500 kg.
Albeiro Arrieta, vocero de la entidad ambiental, dijo que del examen inicial se evidencian condiciones de lactancia, presumiendo por las condiciones de los genitales que pudo estar recientemente dando a luz.
Se presumen las posibles causas de la muerte por un “mal parto”, sin embargo, personal médico veterinario de la CAR-CVS realizarán la respectiva evaluación y la necropsia, para determinar con precisión la causa del deceso.
El hallazgo se presentó en el sector de las Margaritas en el Complejo de Humedales de Ayapel, la cual es un área Protegida en categoría de DRMI (Distrito de Manejo Integrado) y humedal Ramsar.
Ambientalistas resaltaron la colaboración y el apoyo oportuno de la comunidad, al dar aviso de estas situaciones, así como las autoridades locales, Policía Nacional y al personal de la CVS de Estación de la Subsede de Ayapel y demás colaboradores.
Actualmente la CAR – CVS, en conjunto con la Fundación Omacha, ejecutan en el Complejo de Humedales de Ayapel, la formulación del Plan de Manejo para el manatí, motivo por el cual, toda actividad que involucre la especie y la comunidad, genera no solo información, sino mayores conocimiento en relación a la conservación de este mamífero.
En la CVS insistieron en el cuidado y la conservación de la especie, recordando que los manatíes son animales catalogados en peligro de extinción y que su presencia en las ciénagas contribuye grandemente en la calidad de los ecosistemas donde habita.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *