El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, la Alcaldía de Montería y la Corporación Autónoma Regional De Los Valles del Sinú y del San Jorge (CVS), lideraron el Primer Diálogo Regional ‘Montería Biodiverciudad’ en el que se anunciaron diferentes proyectos alineados con la iniciativa ‘Biodiverciudades’ y los cuales tendrán como principal protagonista al Río Sinú como eje estructurante de la economía, la cultura, el ordenamiento territorial y los ciudadanos de la capital cordobesa.

Uno de los principales anuncios fue la declaratoria como área protegida de Sierra Chiquita y Humedales, con el objetivo recuperar y aprovechar de manera sostenible este ecosistema que abarca los humedales de Sierra Chiquita, los Araujos y de la Brigada XI de Montería, y que a través del cerro de bosque seco tropical poseen una conectividad con el río Sinú.

El área de extensión protegida cómo Distrito de Conservación de Suelos es de 763.41 Hectáreas y constituye un área de reserva natural dentro del perímetro urbano, con un amplio potencial de expansión urbanística e integración urbano- regional.

«El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible focalizara la inclusión cómo proyecto priorizado la intervención integral de Sierra Chiquita y Humedales a través de la iniciativa presidencial Biodiverciudades, que busca promover ciudades que reconocen, priorizan e integran la biodiversidad y sus beneficios hacia un desarrollo urbano-regional sostenible» señaló el viceministro del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Nicolás Galarza.

La declaratoria de área protegida la realizó el Consejo Directivo de la CVS, que cuenta con una representante del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, y que luego de un análisis de la amplia biodiversidad de fauna y flora y la importancia ecosistémica de este Sistema de Humedales, atendió la necesidad de conservarlo y adecuarlo al desarrollo sostenible de la ciudad.

Así mismo, en el marco del diálogo ‘Montería Biodiverciudad’ se anunciaron estrategias de reforestación con especies nativas protectoras para aumentar la regulación hídrica de la ciénaga de Betancí. La meta es obtener 150 hectáreas reforestadas entre bosque seco tropical y bosque de galería, restaurando las rondas hídricas, evitando los procesos erosivos y recuperando el hábitat natural de las especies.

Este será un proceso conjunto con la comunidad que empodere, concientice y comprometa al mantenimiento y conservación de los nuevos árboles, en sintonía con la gran meta de país de sembrar 180 millones de árboles al 2022.

“Tenemos claro el papel fundamental que tiene la ciudadanía en la construcción de los proyectos, y este espacio fue esencial para determinar las líneas de trabajo en conjunto con los diferentes actores en el marco del cumplimiento del Programa Montería conserva su biodiversidad de nuestro Plan de Desarrollo” afirmó el Alcalde de Montería, Carlos Ordosgoitia.

De igual forma, se anunció el fortalecimiento del sistema de bicicletas públicas y toda la red de cicloinfraestructura para garantizar la conectividad y el desplazamiento por la ciudad a través de este transporte sostenible, logrando ampliar de 40 a 60 km las ciclorrutas de la ciudad.

Sumado a lo anterior se proyectan como zonas de bajas emisiones de carbono los centros de montería y Valledupar y los vínculos con sus ríos, haciendo énfasis en la sostenibilidad de los medios de vida y del transporte, lo cual contribuirá a la meta nacional de reducir en un 51 % las emisiones de carbono al 2030.

Cabe resaltar que Montería es una ciudad clave en la producción agropecuaria en la región caribe, en esta medida el desafío es empalmar el crecimiento urbano y económico de la ciudad con medidas de adaptación y mitigación al cambio climático, considerando aspectos como la vocación del suelo agrícola, medición de la huella de carbono e integración de actores locales para garantizar un crecimiento sostenible.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *