La multinacional de origen estadounidense Ingredion, especializada en ingredientes y soluciones para la industria de alimentos y con 88 años de presencia en Colombia, ha contribuido en la transformación y desarrollo del sector agrícola del país. En regiones como Córdoba y Sucre ha impactado positivamente en el crecimiento agroempresarial de campesinos productores de yuca.

La compañía ha puesto en marcha el programa “Sembrando yuca, cultivamos progreso” con el que ha beneficiado a 286 campesinos y a más de 1.144 personas de la región, cifra que se prevé crecería en un 85% con la ampliación de las áreas a cultivar.

Ingredion procesa la raíz de yuca para la extracción de almidón y fibra; además de realizar modificaciones del almidón para diversos usos en la industria de alimentos y otros segmentos industriales, entre estos: cárnicos y embutidos, panadería, snacks, lácteos, industria del papel y corrugado, entre otros.

Entre las razones para apuntar a la región se encuentran fortalezas como la cultura de la yuca, que se traduce en el conocimiento de los agricultores sobre el cultivo de yuca industrial, así como la disponibilidad de áreas con potencial de siembra.

Para Jorge Zapata, gerente general de la Región Andina de Ingredion, la actividad de la compañía en la región se originó a partir de una coyuntura de oportunidad tanto para la compañía como para los productores locales. “Nuestra relación con esta zona de Colombia se inició a través de una necesidad comercial en doble vía, por medio de la compra y venta de yuca industrial, asegurando a nuestros agricultores la comercialización de toda la producción de su cultivo de manera directa y sin intermediarios o comisionistas” afirmó, el directivo.

La raíz de yuca cosechada en los campos de Córdoba y Sucre es la materia prima principal que ingresa al proceso de “molienda húmeda”; que inicia al lavar y quitar la piel de la raíz, seguido de varias etapas de separación física donde se obtienen, por un lado, la fibra húmeda de yuca y por el otro, una corriente de almidón en suspensión listo para ser refinado, lavado y posteriormente secado hasta obtener el producto conocido como almidón nativo de yuca.

Los procesos son ejecutados en las plantas de procesamiento de la compañía en Malambo (Atlántico) y Cali (Valle del Cauca).

La importancia de Colombia para esta compañía radica en que para su operación global solamente en el país y en Tailandia se lideran los procesos de transformación global de yuca.

Para la compañía, Colombia ofrece ventajas competitivas desde su geografía y biodiversidad que se constituyen en oportunidades para el desarrollo del sector agroindustrial y ofrecer nuevas posibilidades al mercado local y global.

Los resultados logrados con impacto social y en beneficio de las comunidades en donde la multinacional opera, la llevaron a ser parte de las empresas INspiradoras 2020, reconocida por la ANDI como una de las compañías que, a través de la generación de impacto social, mejoran la competitividad de los negocios.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *