Con acciones concretas en los territorios y construidas con y para las comunidades, el sector ambiente avanza en la reactivación económica del país y en la implementación de escenarios de paz con soluciones basadas en la naturaleza.
En el marco del Plan Nacional de Desarrollo, que incluye por primera vez un Pacto por la Sostenibilidad, el Ministerio de Ambiente adelanta una agenda orientada a lograr un equilibrio entre el desarrollo productivo y la conservación de los recursos naturales, que potencie nuevas economías y asegure la biodiversidad.


“El medio ambiente es determinante para la construcción de escenarios de paz. Esta es una consigna clara en el Gobierno Nacional y por eso estamos desarrollando, a lo largo del país, diferentes acciones para proteger nuestro patrimonio natural, de la mano de actores estratégicos como las comunidades, en las que están los primeros guardianes de nuestra biodiversidad”, dijo el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Carlos Eduardo Correa.
En ese sentido, junto a las autoridades ambientales, el Minambiente ha verificado 2581 negocios verdes que le apuestan a producir conservando y conservar produciendo, y que generan 30.661 empleos. Hoy, 613 de estos negocios se encuentran ubicados en territorios afectados por la violencia. Próximamente la cartera ambiental y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) firmarán un convenio que fortalecerá a más de 180 empresarios.
El consejero presidencial para la Estabilización y la Consolidación, Emilio Archila, destacó que, a través de la política de Paz con Legalidad, se ha beneficiado a más de 6500 familias con el programa Pagos por Servicios Ambientales, impulsando así el manejo sostenible de 115.000 hectáreas.
De otro lado, Archila resaltó la ejecución de 9500 Contratos de Conservación Natural a 2022, como meta a implementar en 22 municipios por parte de las instituciones de los sectores de ambiente y agricultura, en coordinación con los entes territoriales. Estos contratos permiten a los campesinos ser socios del Estado, generar ingresos y cuidar el medio ambiente.
Sembrando semillas para la paz
En ese sentido, el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible se propuso la meta de sembrar 180 millones de árboles al año 2022, una estrategia que permite aplicar el Plan de Restauración Ecológica Ecosistemas Nativos, vincular comunidades a los procesos y propiciar la gobernanza forestal en los territorios.
A la fecha, ya son 65.014.110 árboles plantados en 28 departamentos, donde se han establecido más de 250 especies nativas de los ecosistemas.
Más de 255 Organizaciones de Acción Comunal hacen parte de esta apuesta de restauración, así como 65 personas en proceso de reincorporación que ya han plantado más de 2000 árboles en el Antiguo Espacio Territorial de Mutatá, Antioquia.
“Estamos sembrando semillas para la paz, vinculando a las comunidades de todo el territorio nacional y brindando nuevas oportunidades. Hacemos todo lo posible por convertir a esas comunidades en actores estratégicos de la conservación de nuestros recursos”, agregó Correa.
De frente contra la deforestación


La protección de los bosques colombianos es una prioridad. Además del Conpes de Deforestación, se expidió recientemente el decreto 690 que regula el manejo sostenible de la flora silvestre y de los productos forestales no maderables. Asimismo, con apoyo y trabajo del Minambiente se aprobó en el Congreso la ley de Delitos Ambientales que penaliza la deforestación.


En las acciones de control a la ilegalidad, la Fuerza Pública ha ejecutado 10 operaciones en el marco de la campaña Artemisa, las que hasta ahora han permitido la recuperación de más de 14.500 hectáreas de bosque. Además, se están implementando controles móviles y de nuevas vías.
Sumado a esto, y como parte del pilar 1 del programa Visión Amazonía, se registran 1.918.088 hectáreas en planes de ordenación forestal que están avanzando, y 48.642 ha como parte de los Planes de Manejo Forestal y aprovechamiento sostenible.
Se destaca, además, la participación de 344 familias ancladas en Núcleos de Desarrollo Forestal, aliadas estratégicas en la conservación de 37.882 ha de bosque. Estas recibirán durante tres años el Incentivo Forestal Amazónico que ha destinado recursos por $1118 millones.
Como resultado de estas y otras acciones que le hacen frente a la deforestación, se destaca la reducción de cerca del 30 % de la deforestación en departamentos como Meta, Caquetá y Guaviare.
Escenarios de participación y diálogo
Colombia es un país de páramos, y las acciones de conservación y sostenibilidad ambiental en estos ecosistemas incluyen un proceso de diálogo con las comunidades. Por eso, el Minambiente ha abierto espacios, canales y metodologías a través de las cuales se busca garantizar su participación.
El Ministerio ha gestionado uno de los mayores presupuestos destinados en la historia de Colombia a la protección de sus páramos con un monto de 15 millones de dólares del Fondo Mundial para el Medioambiente para un proyecto de conservación de estos ecosistemas estratégicos.
“Los páramos son agua y vida, y por eso, mediante este proyecto se beneficiarán 16 de nuestros páramos; estos recursos se invertirán en acciones, programas y proyectos para conservar los ecosistemas, la promoción de sistemas sostenibles para la conservación de la biodiversidad, los servicios ecosistémicos, la agrobiodiversidad y la gestión adecuada de conflictos socioambientales. Estas son acciones ambientales para la paz”, puntualizó Carlos Eduardo Correa.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *