Al final de la tarde, todo fue caos. Lo que comenzó siendo una marcha pacífica de estudiantes que protestaban contra el escándalo de corrupción de la Univesidad Distrital y denunciaban abusos de autoridad de la fuerza pública a la hora de atender las manifestaciones de esta semana, terminó en un ataque contra el edificio del Icetex, en el centro de Bogotá.

Según relatos de funcionarios de esta entidad, el terror comenzó cuando un grupo de más de 20 encapuchados comenzó a lanzar piedras y ladrillos contra la instalación. Luego, ingresaron a la fuerza al primer piso y trataron de incendiarlo. Adentro, empleados y visitantes trataron de resguardarse y de ahogar las llamas.

“Utilizamos el sistema de mangueras y extintores. Pero, en medio de eso, estos vándalos nos lanzaban piedras y seguían adentrándose. Se perdieron objetos personales, maletas, computadores, sacos en medio del caos”, narró José Fonseca, funcionario que se encontraba dentro del lugar cuando todo sucedió. Las más de 200 personas que estaban allí pudieron ser evacuadas.

“Nos tocó defendernos con camillas, cascos y sillas. No estamos preparados para una situación como esta y nos tocó recurrir a lo que tuviéramos a la mano”, relató otra funcionaria.

En medio de los disturbios, estudiantes, afuera del edificio, exigían calma. Gritaban ‘¡fuera!’ y veían, aterrados, cómo había terminado la jornada. Mientras tanto, la fuerza pública trataba de recuperar el orden.

Fonseca lamentó que se atacara la entidad que facilita préstamos y mecanismos para que estudiantes puedan acceder a la educación superior.

“Nosotros queremos mucho a esta institución que, día a día, se esfuerza por cumplirle los sueños a la gente que verdaderamente se quiere formar y aportarle al país. Es muy triste que un grupo de vándalos haga todo esto”, afirmó.

 “Nunca respondimos los ataques, solo nos defendimos. Hubo gente muy valerosa, que le puso el pecho, el alma, a la situación. Entraron fue a matarnos, es muy indignante”, manifestó el jefe de seguridad del Icetex. Este panorama contrasta con el que se vivió el resto del día.

Según la entidad, en este momento se evalúan los daños y se realizan las estimaciones de los costos de recuperación para poder garantizar la continuidad en el servicio de atención a usuarios.

De El Tiempo.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *