Tras el asesinato sistemático de líderes y comuneros indígenas, la Oficina de Derechos Humanos de la ONU en Colombia hizo un llamado al gobierno para que proteja de manera integral a las comunidades indígenas del país, principalmente a la comunidad nasa que ha perdido en los últimos días a 10 de sus integrantes. «Urgimos a las autoridades que rompan el ciclo de impunidad relacionado con amenazas, acoso y asesinatos que tienen como blanco a pueblos indígenas», aseguró la portavoz de la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos, Marta Hurtado.

Tras la masacre de cinco indígenas en el Resguardo de Tacueyó, el presidente Duque reforzó el pie de fuerza militar que venían asumiendo 8.000 hombres en el departamento y ordenó enviar 2.500 miembros de la Fuerza de Despliegue Rápido a ese territorio. La oficina que dirige la alta comisionada Michelle Bachelet, dio una respuesta al plan de militarización en el Cauca que anunció el gobierno el pasado miércoles. «Los nasa han dicho repetidamente que no quieren una militarización, a lo que el gobierno ofreció la posibilidad de que los soldados actuarán en coordinación con los guardias indígenas, pero (los nasa) tampoco quieren esto, sino otro tipo de solución», explicó Hurtado.

De acuerdo con en el organismo, en el Cauca también estarían operando exparamilitares que «que ya no tienen una agenda política y se han convertido en sicarios pagados por narcotráfico o otras entidades criminales», aseguró la portavoz.

De Semana.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *