Los habitantes de Florida se sorprendieron ante el aviso meteorológico del pasado 21 de enero. Les dijeron que tuvieran cuidado con la extraña lluvia de iguanas que se tenían prevista debido a las bajas temperaturas.

La lluvia de iguanas. No es que las iguanas caigan del cielo, sino de los árboles. Cuando las temperaturas bajan hasta los cero grados centígrados o más, se congelan y caen de los árboles. Esto podría golpear a las personas, pues algunas pueden llegar a medir hasta 1,5 metros y pesar hasta 9 kilogramos.

Las iguanas son animales de sangre fría, el frío las paraliza hasta dejarlas inmóviles, como si estuvieran muertas. Pero cuando las temperaturas suben las iguanas despiertan.

Por tal razón, es mejor no moverlas cuando estén en el suelo. Algunas personas subieron vídeos a Internet mostrando este extraño fenómeno que nos ha dejado asombrados.

De Planeta Curioso.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *