En las últimas horas nos enteramos de la noticia que el ministro de la defensa de Colombia había muerto por coronavirus en la madrugada de este martes 26 de Enero, por lo que las redes no dudaron en solidarizarse con la muerte de Carlos Holmes Trujillo y otros «celebraban» directa o indirectamente por el deceso del ministro.

Las ordas uribistas y petristas se enfrentaron una vez más, pero en esta ocasión a indilgarse culpa sobre el fallecimiento del alto funcionario. Mientras que las ordas de Petro aplaudían como focas la terrible noticia, los seguidores de Uribe arrazaban con insultos a quien se solidarizaba con la muerte de Holmes. Una estrategia que entre otras cosas, beneficia a esos sectores que se lucran politicamente de la tragedia.

Debemos hacernos muchas preguntas, ¿Nos merecemos estos extremos en la política? ¿Qué nos espera de estas ordas del odio en los próximos años? ¿Es dañino para nuestro país estos enfrentamientos?

Muy seguramente saldrán los defensores y barras bravas de estas corrientes ideológicas a justificar su actuar que es casi delincuencial y demencial al que piensa distinto. Pasemos la página de la masacre en redes, es hora de despertar, es hora de crear nuestro propio discurso y dejar de elegir a los líderes que promueven estos actos.

¡El 2022 es nuestro!

Por A’B.

(Las opiniones reflejadas en esta columna son estrictamente del autor, para nada comprometen a CNC Montería)

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *