El gobierno de Montería puso en marcha un plan sostenido de abastecimiento de agua potable para 70 poblaciones rurales afectadas por la sequía de comienzo de año.

Con apoyo de carros cisternas del cuerpo de bomberos, el Ejército y la Policía, la administración municipal dice que empezó a llevar el líquido a 53 veredas y 17 corregimientos donde sus habitantes han dado cuenta de la crisis.

El verano dejó las represas y estanques sin agua, así como los pozos artesanales.

El encargado de dirigir el plan es el secretario de gobierno local, Gabriel Moreno.

GS Noticias.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *