Andrés Alberto Cárdenas Polo, de 31 años, quien huyó de la justicia luego de que se diera a conocer los vejámenes a los que presuntamente sometía a su hija de 11 años, desde octubre del año anterior, en el municipio de Ponedera, fue capturado en la ciudad de Montería, en el departamento de Córdoba.

Según se conoció, el abuso del que era víctima la menor, aunque era un secreto a voces en el pueblo, quedó en evidencia con el embarazo de la pequeña, razón por la cual fue denunciado ante una comisaría de familia en Ponedera y, posteriormente, en el municipio de Soledad, a donde llegó la niña en compañía de su progenitora.

Al respecto se refirió el comandante de la Policía del Departamento del Atlántico, coronel Hugo Molano, quien indicó que el capturado permanecerá en la ciudad de Montería por supuestos quebrantos de salud.

“Esta persona bajo intimidaciones y amenazas sometía a su hija biológica de 11 años, colocándola en estado de indefensión para accederla carnalmente. A raíz de esto, la menor quedó en estado de gestación, situación que permitió el inicio de un proceso investigativo”, señaló el oficial.

La menor fue sometida a un legrado en una clínica de Soledad. Por otro lado, el ICBF le restableció sus derechos y le hace acompañamiento psicosocial para afrontar la terrible situación que ha tenido que pasar.

De acuerdo con lo que han informado las autoridades, el capturado registra 27 anotaciones judiciales por hurto calificado por menor cuantía, acceso carnal abusivo con menor de 14 años, acceso carnal violento en un motel de Valledupar, amenazas, tráfico o porte de estupefacientes, violencia intrafamiliar, entre otras.

Fuente: RCN Radio.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *