La Plenaria del Senado de la República aprobó la reducción de la jornada laboral en Colombia de 48 a 40 horas a la semana sin afectar el salario de los trabajadores. Ahora el proyecto debe ser aprobado por la Plenaria de la Cámara de Representantes para convertirse en ley.

La iniciativa, presentada por el expresidente Álvaro Uribe, reduciría la jornada laboral de manera gradual. El primer año de vigencia, la jornada bajaría a 45 horas a la semana; en el segundo año se reduciría a 42 horas y a partir del tercer año se ubicaría en 40 horas.

A pesar de la disminución de la jornada laboral, la norma estipula que no se pueden reducir los salarios de los trabajadores, por lo que los colombianos ganarían lo mismo por menos horas laboradas.

Según información del Ministerio de Hacienda, por cada 16 horas que no se trabajan, el país pierde 0,2% del PIB (poco más de $2 billones).

El cálculo del Ministerio de Hacienda se hace comparando los resultados de un trimestre normal con los del trimestre en el que cae Semana Santa, pues son dos días laborales (jueves y viernes) en los que no se trabaja.

Los cálculos de Hacienda sugieren que por cada ocho horas de jornada laboral que se pierden en el trimestre, la economía deja de producir cerca de $1 billón. Teniendo en cuenta que el proyecto de ley reduce la jornada laboral en 8 horas por semana, que son 32 horas al mes y 96 horas en el trimestre, la pérdida económica en un trimestre con una jornada laboral de 40 horas a la semana sería de $12 billones, haciendo que el costo anual ascienda a $48 billones.

Al respecto, el presidente de Fenalco, Jaime Alberto Cabal, dijo que la iniciativa va a afectar de manera negativa las condiciones laborales del país.

“La reducción de la jornada laboral es una aprobación irresponsable, sin sustento técnico, sin pensar en el país en relación con los altísimos costos laborales que esto va a significar con los sectores que están afectados por la pandemia”, dijo Cabal.

Y añadió que con este tipo de medidas va a ser muy complicado recuperar los puestos que se perdieron por la pandemia.

“Esto va en contravía de las señales de recuperación económica. Es una irresponsabilidad del Senado aprobar esto sin ningún sustento técnico y las esperanzas de recuperación del empleo se reducen aún más”, dijo el líder gremial.

Tomado de Dinero.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *