Desde la noche del pasado jueves, profesores que venían laborando en municipios del sur de Córdoba, en calidad de provisionales, instalaron un campamento humanitario en Montería para protestar por lo que ellos denominan ‘masacre laboral en los municipios PDET’.
La Secretaria de Educación Departamental Ana Margarita Caldera Oyola, se reunió con sus voceros y prometió reubicar a los docentes del sur de Córdoba en provisionalidad que, conforme a la ley tienen derecho, como mujeres en embarazo y prepensionados, en aras de que no pierdan su estabilidad laboral. A los demás docentes provisionales en la medida en que se tengan plazas disponibles, se realizará lo mismo.

Sin embargo, el reclamo generalizado de cerca de 2 mil maestros de esta convulsionada zona de Córdoba, deberá resolverse por competencia, ante el Ministerio de Educación. Para ello, la Gobernación tenderá puentes y buscará instalar una mesa de trabajo nacional para que se exponga la situación y se busquen soluciones.
En este encuentro se manifestó el apoyo y acompañamiento por parte de la administración departamental en los procesos y requerimientos, siendo muy puntuales sobre las responsabilidades y competencias que tiene la secretaría de educación y las que le corresponde a la nación.

“Buscaremos caminos de diálogos entre el Ministerio de Educación Nacional y los docentes de nuestro departamento”, insistió la secretaria.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *