Jonathan David Montes Arrieta, responsable de la muerte de Laury Yisel Guzmán Becerra, natural de La Jagua de Ibirico, Cesar, fue condenado por el Juzgado Séptimo Penal del Circuito con Función de Conocimiento de Bucaramanga a 31 años y tres meses de cárcel por el delito de feminicidio agravado por hechos ocurridos el 27 de junio del 2023.

Inicialmente el condenado debía pagar 40 años y 8 meses de prisión, pero al llegar a un preacuerdo con la Fiscalía General de la Nación y aceptar su responsabilidad en los hechos le fue rebajada la pena.

Montes se encuentra privado de su libertad en la Cárcel de Máxima Seguridad de Palogordo, en Girón, Santander, tras asesinar a su pareja porque la misma se negaba a continuar su relación sentimental con él por ser extremadamente celoso y posesivo.

Laury Yisel, quien murió a sus 21 años por asfixia mecánica, fue golpeada, estrangulada y varias partes de su cuerpo quedaron rotas. Fue hallada sin vida en un apartamento del centro de Bucaramanga el 27 de junio del 2023, dos días después de encontrarse desaparecida tras salir la noche del 25 de julio a distraerse a una discoteca.

Inicialmente Montes Arrieta se encontraba prófugo de la justicia, pero ocho meses después de registrarse el homicidio, el pasado 6 de marzo, fue capturado mediante allanamiento por orden judicial en la casa de su madre en Sincelejo. Había cambiado su aspecto físico para despistar a las autoridades.

Aunque los familiares de Laury no estuvieron de acuerdo con la rebaja de pena, manifestaron encontrarse conformes porque finalmente se hará justicia por la muerte de su pariente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: