El primer mandatario fue enfático en que el programa que consiste en que una entidad financiera les pague una mensualidad a personas mayores de 65 años a cambio de sus propiedades por lo que les queda de vida no se trata de una expropiación; según él, es una fuente de recursos para quienes lo necesiten.

“No es una expropiación; es un vehículo, es un instrumento, es un producto voluntario al cual solamente pueden acceder las personas que quieran hacerlo y, sobre todo, con unas reglas de juego muy transparentes”, indicó Duque en ‘Prevención y Acción’.

Duque explicó además que el ingreso que recibirán las personas que decidan acceder al programa dependerá del avalúo de la propiedad, y que este debe ser hecho por un tercero independiente, es decir, que no tenga nada que ver con la entidad financiera o los propietarios.

El presidente agregó que Colombia es el país número 38 en el mundo en implementar este mecanismo, que ya funciona en grandes potencias como Francia, Inglaterra, España, Estados Unidos, India, Perú, México y Tailandia.

“La inmensa mayoría de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) tienen la hipoteca inversa funcionando y funciona bastante bien”, destacó Jonathan Malagón, ministro de Vivienda.
El programa podría servirle, según Malagón, a personas que no alcanzaron una pensión, que tienen una vivienda y no tienen hijos a quienes heredar esa propiedad. “Una persona que tenga una vivienda de interés social del orden de 100 millones de pesos, puede recibir una cifra entre 400 y 500 mil pesos mensuales”.

Tomado de Pulzo.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *