Una de las obras de ingeniería más importantes del país y que además es crucial para la conectividad terrestre será puesta en servicio desde este viernes. Se trata del túnel de La Línea, el más largo en modo carretero de América Latina, que hace parte del proyecto Cruce de la Cordillera Central.

La obra, cuya ejecución estuvo frenada durante varios años por problemas contractuales, tuvo una inversión de $1 billón y consta de 8,65 kilómetros que atraviesan la cordillera central.

El túnel de La Línea hace parte de una vía considerada estratégica para impulsar la economía y competitividad del país, ya que ayudará a reducir los costos para movilizar productos desde el puerto de Buenaventura por el que se mueve cerca del 42% del comercio exterior de Colombia.

Los túneles y puentes tendrán equipos electromecánicos (sistemas de ventilación que garantizan flujo de aire, sistemas eléctricos, contra incendios, circuito cerrado de televisión, de comunicaciones y sistemas inteligentes de transporte).

En la segunda fase, proyectada para abril de 2021, se entregarán las obras faltantes y se pondrá al servicio la totalidad del Cruce de la Cordillera Central. Esto incluye las dobles calzadas construidas desde Cajamarca hasta el portal del túnel de Tolima y la doble calzada desde Calarcá hasta el portal del túnel en el Quindío.

El Heraldo.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *