Una verdadera tragedia vive una familia de Carepa, en el Urabá Antioqueño, luego que un padre de familia confesara el asesinato de su hijo de 18 meses, a quien habría tirado a un río.

De acuerdo con un reporte de la madre, el presunto asesino llegó hasta a su vivienda de donde sacó al bebé, supuestamente, para pasar tiempo con él, sin embargo, un mal presentimiento la atormentaría al ver que los minutos pasaban pero su hijo no regresaba.

Horas después, aquel frio sentimiento de angustia de la madre se hizo realidad, su excompañero sentimental se había entregado ante las autoridades con la tenebrosa confesión de haber asesinado al bebé, a quien arrojó a las aguas de un caudaloso río.

El coronel Heinar Giovany Puentes, comandante de la Policía de Urabá, informó que en un principio dudaron de la veracidad de la confesión, no obstante y de manera inmediata, con la ayuda del Cuerpo de Bomberos iniciaron la búsqueda del menor, a quien hallaron sin vida a orillas del afluente.

Según las autoridades, el crimen habría obedeció a una venganza pasional derivada de los múltiples problemas de convivencia con la madre, con quien convivió durante más de dos años y medio. La confesión señala que el padre habría aprovechado el acuerdo de visitas para acercarse al pequeño y perpetrar el crimen.

El padre de familia fue capturado y fue dejado ante las autoridades judiciales ante la cual deberá responder por el delito de homicidio agravado, informó el Comando de la Policía Urabá.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *